Manual de Prevención-Operativa Roll-On/I-6

De Centro de Documentación de Coordinadora

Contenido

Lugar y superficie de trabajo

CONDICIONES GENERALES DE SEGURIDAD EN LOS LUGARES DE TRABAJO

Se entiende por lugares de trabajo las áreas del buque o zona del puerto, en las que los trabajadores deben permanecer o puedan acceder como consecuencia de su trabajo.

Mantener los lugares de trabajo en un aceptable nivel de seguridad, significa que el trabajador no ha de sufrir la exposición a riesgos debidos a: condiciones de iluminación deficientes, falta de orden y limpieza o falta de un mantenimiento periódico. Todos los citados son factores que además de ser fuentes concretas de riesgos, pueden aumentar la posibilidad de actualización de otros riesgos por los inconvenientes e incluso la incomodidad que provocan.

Suelos y desniveles

Los pisos inadecuados o en malas condiciones, son causa de accidentes comunes como las caídas por resbalones y/o tropezones.

En general se recomienda que el suelo sea liso, estable, no resbaladizo sin irregularidades ni pendientes peligrosas y de fácil limpieza. En aquellas zonas de estiba de plataformas con contenedores de frío, debe disponerse de un drenaje en el suelo, evitando de esta manera la formación de charcos de agua.

Si el piso no es llano, y existen diferencias de altura, se debe disponer de rampas que salven estas diferencias de alturas, evitando así tropiezos.

Aberturas y barandillas

Los huecos no protegidos constituyen causa de accidentes, sobre todo el hueco del ascensor del buque y las rampas del buque que carecen de barandillado de protección.

Las aberturas que supongan un riesgo de caída de altura desde una altura de dos metros o más se deben proteger mediante barandillas de probada resistencia, que pueden tener partes móviles, si por las características estructurales del buque se necesita acceder a esta zona, cuando el ascensor no este en funcionamiento.

Los lados abiertos de las rampas de más de 60 cm de altura deben tener un pasamanos, a una altura mínima de 90 cm, este es el caso de las rampas de acceso a las distintas cubiertas del buque.

En los casos anteriores, la mejor protección consiste en la colocación de barandillas de probada resistencia y solidez, que eviten el riesgo de caída a distinto nivel. El estibador portuario debe conocer y saber identificar las señales de advertencia de peligros y seguridad que se encuentran a bordo del buque, en el exterior del mismo y en la mercancía que esta siendo manipulada por el estibador portuario, que realiza la operativa Roll-on.


Siguiente capítulo: Señalización, señales de seguridad y advertencia de peligro

Anterior capítulo: Orden y limpieza en el trabajo

Herramientas personales